Federico García Lorca – Nueva York, Oficina y Denuncia

A través de una numeralia contundente, del propio sacrificio sacramental e incluso de una idea primigenia del veganismo, el poeta español Federico García Lorca nos conduce por el horror del hambre brutal, insaciable, de la babel capitalista.

Federico García Lorca, a la derecha, en el campus de la Universidad de Columbia, otoño de 1929, con María Antonieta Rivas y dos amigos sin identificar. (Fundación García Lorca)
Federico García Lorca, a la derecha, en el campus de la Universidad de Columbia, otoño de 1929, con María Antonieta Rivas y dos amigos sin identificar. (Fundación García Lorca)

¿Algo para decir?:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.