Destrozo en un cuarto.
Agentes del gobierno.
Un auto cruza la avenida.
Es la sangre de Dios
que nos acosa en el arribo.
Llegamos a puerto.
La tripulación ha desaparecido.
No es sino aviso perpetuo
de una ausencia que nos vacía.
¿A quién espero, a quién revelará
mi espera en la espera que es eterna?
He olvidado del significado
el fragor de las corrientes subterráneas.
El pavoroso doble sentido
que se desdobla en mentira.
Es el ala del vampiro
que nos promete vuelo y caída.
Estrépito de lo no sentido;
testimonio de lo vivido en presencia ajena.
Destrozo en un cuarto.
Es hora de recoger cadáveres.
Es hora de ocupar la tumba compartida.

The following two tabs change content below.
Soy un Artista Multidisciplinario. Me apasiona lo visual, las palabras y la música. Trato de tener algo de eso cada día de mi vida.

Latest posts by Daniel Iván (see all)