Nosotros somos la noche

Click para ver en grande

Quietos, lo más callados que podemos –que es poco, hay que decirlo– La Maga y yo observamos el paso de la luna entre las nubes y los entramados políticos de nuestros dos gatos “outsiders”: Rimbaud y Teodoro W. Adorno. La noche nos deja verlos como son; dialogan territorios, se los arrebatan, se miden y remiden y vuelven a medirse, se comen con los ojos y se eluden como amantes. Se les escapa la religión lunar, pero aún así la profesan: parecen cobijarse al amparo de las nubes que la ocultan. Saben –animales sabios y de noche, como son– que uno puede morir de sobredosis.

P.S.: Esa noche nos alcanzó incluso para ver otro mapache. Otra magnífica criatura al amparo de la luna.

@flickr.

TresSeisCinco.danielivan.com

The following two tabs change content below.
Soy un Artista Multidisciplinario. Me apasiona lo visual, las palabras y la música. Trato de tener algo de eso cada día de mi vida.

Latest posts by Daniel Iván (see all)