Se muere como por vanguardia. Se muere con la extraña dignidad de ser la primera vez, y la única. Se muere con la sensación de lo irrepetible. Se muere con esa idea equívoca de la vida como un hecho. Se muere por desencanto, por musicalidad, por intelecto. Se muere por desatino, por desafino, por destino y llegada tarde.

Si me preguntas por mi destino, te diré que se muere de hastío, de ver pasar los trenes y de animales en peligro de extinción. Se muere de insolencia y de manía masturbatoria. Si me preguntas por mi futuro, te diré que se murió ya, de pronto, a destiempo, a intervalos, en technicolor. Se murió de asco, de aspirina, de pura mota e incendio forestal. Se murió de fracaso, de lo que mueren los acordes, de lo que mueren las buenas noticias.

Se muere de vocación, querida. Se muere de signo de interrogación, de pechito, de despecho.

Hoy, frente a mí, pasa nuestro cortejo fúnebre. Bello como un verbo conjugado.

The following two tabs change content below.
Soy un Artista Multidisciplinario. Me apasiona lo visual, las palabras y la música. Trato de tener algo de eso cada día de mi vida.

Latest posts by Daniel Iván (see all)