¿qué tan lejos puede ir? a veces, cuando me enciendo como una de esas velas laterales de los templos, que no le hablan a ningún santo o dios o cruz o sortilegio, sino que le hablan al puro placer de arder sin sentido; a veces, en esas veces, en ese arder con sosiego y sin encargo, me digo que no llegaré lejos. que mi soledad abarca apenas un rincón en un barco hundido. que no moriré de esto, aunque me esté matando. que apenas son unos pasos.

me lo pregunto cuando pienso en tus ojos. en tus senos pequeños de niña altiva. me lo pregunto cuando remiendo el discurso que nunca dije, cuando me reencuentro con tus nalgas en la memoria, cuando te me apareces clara como algoritmo y circunstancia. me lo pregunto cuando me pregunto por qué nunca arreglé tu cabello alborotado por el trote, o por qué no omití el miedo y miré en tus ojos.

me lo pregunto cuando recuerdo que la vez pasada me encontraste frente a una pared llena de espantos, y te limitaste a decir un hola sin sentido, pero bello en su remanso.

son miedos simples. casi con la claridad del recuerdo. casi como sentirse sólo. casi como nunca decir tu nombre.

The following two tabs change content below.
Soy un Artista Multidisciplinario. Me apasiona lo visual, las palabras y la música. Trato de tener algo de eso cada día de mi vida.

Latest posts by Daniel Iván (see all)