no tengo una vida. tengo esta forma de irme muriendo mientras te pido. te pido como si fueras la verdad. como si tuvieras en los ojos reverencia. como se pide una salida, como se pide una señal de dios, como se pide una contraseña. te pido, casi sin pedirlo, que no te vayas. lo hago, como siempre, cuando sé que ya te has ido.

sin tener, voy teniendo apenas algunas certezas: que tu vientre es perfecto, que se sale de este mundo por tus ojos, que sigues siendo táctil y definitiva y convergente. te decido lunar e hija mía. te decido centro y desatino. te decido en todo lo que no dije, en todo lo que dije de otro modo. te decido en altares como a una virgen.

no me dice nada esta muerte. no me dice nada morirme en tu cuerpo. una mariposa en tu trasero. una caída en picada. manejo la idea de estar crucificado en tu pecho desde hace mucho, encogido entre tus tetas, resintiendo en mi dureza la facilidad con que este mundo se desdice.

altivo como un condenado, te miré de frente y me morí del todo. te desee la muerte entre mis brazos, la caída en mi entrepierna, la estampida de los inmorales. te desee la fábrica y la espuma y el superávit. te desee una bolsa de valores en el hueso de la cadera. te desee una buena fortuna en cada una de las canas. te desee la inmortalidad del cangrejo, la lascivia del párroco, la inmadurez de la niña que eres. te desee desnuda, vestida, esquelética y desollada. sangrienta y latente. te desee con años de esperarte, convencido del encierro, destinado a ti y quejándome por mi buena suerte. te desee frente a la oficina de correos y en camino y en fractura.

suenan mis huesos con la furia que eres. un ataque terrorista en tus pestañas. todo lo que estalla y se asombra y se detiene. mi caída es hacia ti.

somos frágiles. tú y yo. voy perdiendo la memoria de mí mismo. los lunares se borran cerca de tu pubis. se van borrando las huellas de nuestro paso por el mundo. nunca podré volver a casa. soy un vagabundo taciturno en el mundo que eres. tú eres mi hogar, el rincón aún no resuelto desde el que miraré el mundo. los lunares se borran como ciudades desapareciendo bajo la oscuridad de nuestras edades. quiero volver a anidar en tu silencio.

vengo volviendo de la guerra. nunca estará en mí comprendida esta batalla. ¿por qué no corro hasta tus pasos y los sigo por si acaso? ¿por qué no revuelvo tu cabello con urgencia y tu vida con urgencia y tu cama con urgencia y tu testamento y tu estribillo? ¿por qué no me aparezco ante tu puerta y me desintegro como una idea? ¿por qué no soy capaz de convertirme en una falla en la corriente? nunca tendré en mí la última palabra de esto que hoy se dice. apenas podré dudar como una puta borracha en un asiento del cine.

me deshago. como una cometa de temporal. sonríes en mi cama y te volteas. sonríes de espaldas y de nalgas y de piernas largas como la vida de un suicida. me deshago: de mí, de mi bandera, del frío que me cobija. me deshago de mi dios. de mi perseguido.

te pregunto lo fundamental.

y nadie responde.

The following two tabs change content below.
Soy un Artista Multidisciplinario. Me apasiona lo visual, las palabras y la música. Trato de tener algo de eso cada día de mi vida.

Latest posts by Daniel Iván (see all)