Este post forma parte de la serie Calibre .22

Otros posts de esta serie:

  1. Calla para Siempre
  2. Poema de Noche
  3. En Caso de Ser Culpable (el que estás leyendo)
  4. Calibre .22

En caso de ser culpable, cárgese en mi espalda diminuta
el fulgor de las mil estrellas que atestiguaron en mi contra.
Que se olviden de mí el lenguaje y la postura, que se omitan
todas esas ocasiones en que fui máscara y discurso.

No haya en mí nobleza; conjúrese al abismo, conjúrese el olvido,
y que de todas mis miserias se escojan aquellas que condenen
mi recuerdo y mi abstención, mi atadura y mi libertad ufana;
que no quede de mí sino la llama esperpéntica del haber estado.

Bajen de mi rostro las lágrimas al final de este juicio;
paguen esas perlas salobres lo que mis pecados destruyeron.
Admítase de mí la disculpa cínica de este silencio:
me condena doblemente no recordarme sino como el inocente.

Prenda en mí la fiebre de noche, en caso de ser culpable;
róbense a mi alma el amor y la rapidez asesina;
quédese vacía la fragua de mis talentos momentáneos:
que mis vestiduras se rasguen, que mi sonrisa estalle:

Que mi sonrisa estalle.

Continúa leyendo esta serie:

The following two tabs change content below.
Soy un Artista Multidisciplinario. Me apasiona lo visual, las palabras y la música. Trato de tener algo de eso cada día de mi vida.

Latest posts by Daniel Iván (see all)