Vesalius - esqueleto

Fotografía de una página de la anatomía de Vesalius. Andreas Vesalius fue un importante anatomista del siglo XVI (1514-1564), nacido en Bruselas, Bélgica, cuando estos territorios formaban aún parte del Sacro Imperio Romano. Las anatomías, panfletos y publicaciones varias de Vesalius ayudaron a aclarar innumerables malentendidos anatómicos atávicos que, sin su intervención diseccionante, tal vez nunca se habrían aclarado (o por lo menos, no antes de la invención de los rayos x).

yo nací con la luna de plata
y nací con alma de pirata.
“Veracruz”. Canción Popular Mexicana

No es del tipo que uno mira a los ojos. O si la mira, una la mira como si mirara toda la ternura, con esa sensación de empalague mortuorio, de rosario mal rezado, de fibra de vidrio por todo el cuerpo, porque los ojos son altivos y parecen grandes y verdes como la bilis de cien imperios. No, no es del tipo que uno mira de frente. Uno quisiera no mirarla pero arrancarse la ropa y viajar por su cuerpo pequeño sin mirarla, arrancarle marcas a sus tetas sin mirarla, sostener su culo intacto, culo a peso pluma, culo de viaje ligero, culo de tersa alma y mil historias, sostener su culo intacto sin mirarla. Y cuando lo haces, cuando arrancas marcas a sus tetas y viajas por su cuerpo pequeño y sostienes su culo intacto, cuando lo haces como haces ciencia o como haces la tarea o como haces tiempo, cuando lo haces, quisieras no haberla visto nunca. Cuando atestiguas su aliento medio amargo y medio dulce, como el mate que toma, cuando la dejas apalearte de pura honestidad brutal, como Andrés Calamaro lo hubiera hecho, cuando la dejas que se ría de ti o que anticipe que se va a reír de ti (cuando te convierta en un lugar común de su relato), quisieras nunca haberla visto. Ni oído. Ni tocado. No haber metido nunca tu lengua entre sus labios ni tu dedo en su entrepierna ni tu lengua por su culo. Pero sobre todo, quisieras no haberla mirado nunca, como uno nunca mira a Dios, como uno nunca mira el “making of” de las películas que realmente le gustan, como uno nunca mira a su madre masturbándose, como uno nunca se mira las propias nalgas como no sea con un espejo angulado, como uno nunca mira de frente al sol si no quiere quedarse ciego.
No, y lo dije: no es del tipo que uno mire a los ojos. Es del tipo que uno no mira pero
si lo hiciste
mirando lo que no debes mirar (por angustia, por el debate entre el deber y la necesidad, base febril de toda adolescencia)
es extraño, como morir de a poco. Como mirar tu propio esqueleto.

The following two tabs change content below.
Soy un Artista Multidisciplinario. Me apasiona lo visual, las palabras y la música. Trato de tener algo de eso cada día de mi vida.

Latest posts by Daniel Iván (see all)