Acabar como en silencio, como pensando que el que calla otorga; sudando como las paredes de un cine porno, con esa complicidad masturbatoria, con ese temblor de manos y de carne y de vergas como catedrales. Acabar como sin querer, como queriendo, como monja sonrojada. Acabar de lado, de frente, de guerra y de postparto.

Acabar esperando que continúe, esperando el futuro, esperando los años juntos y la caricia avejentada. Acabar con ganas, acabar prematuramente, acabar con impotencia, con rabia, con deseo, con esperanza. Acabar sin duda, acabar sin ver, acabar como si comenzara algo, como si mañana quedara a la vuelta de la esquina.

Acabar como una guerra, entre gritos y ruinas y mortajas y aspavientos. Acabar como misil, como espada laser, como película del Santo. Acabar avanzando de rodillas, como mártir, como niño dios, como adolescente enamorado, como político en desgracia.

Acabar sabiendo que, después de todo, todo es para siempre.

The following two tabs change content below.
Soy un Artista Multidisciplinario. Me apasiona lo visual, las palabras y la música. Trato de tener algo de eso cada día de mi vida.

Latest posts by Daniel Iván (see all)