la chica voltea y me dice que el vino es una mierda.

nunca tomaría la sangre de nadie entre los dientes, nunca masticaría para sí el infortunio de nadie, nunca llamaría sexo a eso tan raro entre sus piernas y nunca sacaría las manos por la ventana de un auto en movimiento.

la botella se resiste. no tenemos sacacorchos. un error mínimo y vital. mortal.

guerras nos estallan en la cara, como pequeñas explosiones de luz. que no nos venzan. que no nos vendan. que los tímidos resabios de nuestro amor se pierdan, que se incendie en nosotros el arrebato, que la duda se ahorque con un listón de niña, que nuestra desnudez sea ofensiva y tierna y falaz.

que se convierta en mi religión, que sus nalgas me pidan devoción, que sus tetas se amarren y se retuerzan y que les resulte divertido azorarse como vírgenes. como un equipo de fútbol de pequeños crucifijos. que nunca pase el tiempo sin que lo digamos… “ha pasado en tiempo”.

me invoco en el recuerdo de sus ojos. me sorprendo acariciando su cabello apenas se aparece borrosa en mi memoria. me sorprendo necesitándola y me reprendo con destellos, con furias de niño, con artimañas de monje lujurioso. me saco el látigo y el látex y me inmolo en dos parpadeos: la luz y el misterio de no saber aún cuando lo sé de antemano. sangre corre. sangre se imagina en mí.

me imagino que no tengo ni dios, ni coartada, ni imagen de mí mismo. cuánta muerte, me digo.

y me gusta oler su pubis mientras duerme.

The following two tabs change content below.
Soy un Artista Multidisciplinario. Me apasiona lo visual, las palabras y la música. Trato de tener algo de eso cada día de mi vida.

Latest posts by Daniel Iván (see all)